Dismorfia de Snapchat, cómo saber si sufres el trastorno de los millenial

¿Qué es exactamente la dismorfia de Snapchat y cómo saber si lo sufres? Cada vez más personas sufren esta enfermedad, estrechamente relacionada con las redes sociales. Los pacientes son sobre todo jóvenes millenial que se hacen decenas de selfies al día.

dismorfia de snapchat

La dismorfia de Snapchat no es más que una variante del Trastorno Dismórfico Corporal, una enfermedad para nada nueva, cuyos pacientes sufren una obsesión acerca de su imagen corporal y al mirarse al espejo, ven su cuerpo lleno de defectos. Estos suelen ser imperceptibles para los demás. Pero quienes sufren TDC no perciben su imagen real de forma correcta.

La dismorfia de Snapchat concentra la obsesión de quienes la sufren en su rostro. Acostumbrados a pasar sus selfies por diversos filtros en las redes sociales, los enfermos no reconocen su rostro real al mirarse al espejo. Como resultado, en las consultas de las clínicas de estética se han disparado las visitas de quienes buscan operarse para asemejarse más a sus selfies.

Los cambios que algunos filtros de Snapchat y otras redes hacen en nuestro rostro pueden hacernos tener una imagen que se aleja mucho de la realidad. En la mayoría de ellos, la piel se alisa en exceso, se levantan los pómulos y los ojos se abren de forma poco realista.

dismorfia de snapchat

Los expertos aseguran que acudir a un cirujano plástico para parecerse más a la versión filtrada de uno mismo no solucionará el problema. Más al contrario, la dismorfia de Snapchat no hará más que empeorar. Lo correcto, afirman, es acudir a un psicólogo que nos aporte las herramientas para dejar de buscarnos obsesivamente los defectos y aceptar nuestra imagen real.

¿Cómo saber si padeces la dismorfia de Snapchat?

El primer síntoma es el uso obsesivo de las redes sociales. Estudios científicos afirman que un uso de más de 3 horas al día de las redes en adolescentes está directamente relacionado con la aparición de problemas mentales.

Cuando hacemos un uso indebido y obsesivo de las redes sociales, es sencillo comenzar a comparar nuestra imagen de forma constante con la de los demás. Es el primer paso, según los psicólogos, para terminar sufriendo la llamada dismorfia de Snapchat.

dismorfia de snapchat sintomas

Los pacientes suelen empezar sintiendo incomodidad e intolerancia hacia su imagen real. Solo se gustan y se aceptan cuando ven sus propias imágenes en las redes sociales, pasadas por el tamiz de los retoques y los filtros.

La dismorfia de Snapchat se vuelve más grave cuando la obsesión por los propios defectos hace que las situaciones sociales en la vida real sean insoportables para quienes sufren el trastorno. El ansia por conseguir la perfección se vuelve enfermizo, y se trata desesperadamente de cambiar la imagen real para que ésta se adapta a la virtual.

La nariz, los labios y los pómulos son las primeras partes del rostro con las que los enfermos de dismorfia de Snapchat se sienten profundamente insatisfechos. Si te sientes identificado con algunos de estos síntomas y sufres de ansiedad y depresión al ver tu rostro en el espejo, acude a un psicólogo, y no a un cirujano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.